Un Acto de Justicia Inesperado

Compartir es bueno...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter

Por MaHe – 15 de Abril, 2017

 

Esta es una de las cosas de las que a una le gusta contarle a la gente, especialmente por el factor sorpresa. Voy directo a los hechos:

El lugar

La Guaira, capital del estado Vargas en la zona central al norte de la República Bolivariana de Venezuela. La Guaira, en pleno Caribe, es uno de los destinos preferidos y más accesibles para las Venezolanas y Venezolanos para darse un baño en las lindas playas de la larga costa Venezolana-Caribeña. Cerca de la Playa Los Cocos está la “parada” de las busetas¹ que van desde el Sector Caribe (en La Guaira) hasta el sector Gato Negro (en Catia, Caracas).

Los Acontecimientos

Decidí viajar desde La Guaira a Gato Negro y me fui a tomar la buseta ahí en “la parada” de Caracas. La primera buseta en la fila estaba casi llena y me monté. Cuando voy subiendo las escaleras de la puerta de entrada el “recolector”² me para y me dice “son mil”. A la primera no le entendí muy bien y le digo “¿Qué?”, entonces él me repite “Que son mil y hay que pagar subiendo”. Según él eran 1000 Bolívares por un trayecto que no es tan largo, es de 40-50 minutos aproximadamente. Ese precio es un sobre precio, yo lo sabia, pero bueno, tenía ya que subir a Caracas rápidamente. Pago y me monto. La buseta llena de gente bronceada que venían de la playa y algunos surfistas.

Arrancamos y de repente, antes de entrar a la autopista Caracas-La Guaira, en la última alcabala puesta por la alcaldía del municipio Vargas, la Guardia Nacional Bolivariana y la Policía Nacional Bolivariana., nos paró a la derecha y se subió un trabajador de la alcaldía, con su buena camisa roja (eso me encantó) y en voz alta y clara nos dijo a todas y todos que íbamos en el bus “Buenas tardes, disculpen la molestia pero estamos haciendo un control y necesito de su colaboración. ¿Cuánto les cobraron el pasaje?”. Un grupo de mujeres que estaban sentadas en la parte de atrás fueron las primeras en decir duro y fuerte “Nos cobraron 1000 Bolívares a 3ra edad³ y a no 3ra edad también”. Luego de escuchar esto, el trabajador de la alcaldía se voltea para hablarle al conductor y al recolector para decirles muy firmemente “el pasaje legal está en 600 Bolívares y ustedes están cobrando más, háganme el favor y procedan a la devolución de 400 Bolívares para todas las personas” y se quedó ahí supervisando que nos devolvieran el dinero. El recolector puso cara de perro regañado y se molestó porque no tuvo de otra que devolvernos el dinero extra que nos había robado cobrándonos más de la cuenta. Cuando volteo la vista hacía afuera de la ventana, veo que están parando a todas las busetas que estaban pasando por ahí y estaban haciendo la misma revisión.

En conclusión

¡Que lindo, que bello, que bonito! Como dice una hermana mía de Caracas. De verdad se sintió tan bien, no sólo por el dinero devuelto porque no fue eso lo mejor, lo mejor fue sentir que al fin le pude ganar una a la mafia del transporte (supuestamente) “público”. También se sintió tan bien ver la mano amiga del Gobierno local, regional y nacional que abogó por mis intereses en esta ocasión. Estas son acciones que ejecuta el Gobierno para ayudar a contrarrestar la ofensiva de algunas mafias que son los motores de la Guerra Económica que forma parte de la Guerra no convencional contra Venezuela. Seguimos en lucha a diario en contra de la especulación capitalista y contra la Guerra Económica.

 

 

1) Busteas – Buses, autobuses.

2) Recolector – Persona que trabaja junto al chofer de un autobús solamente cobrando el dinero de los pasajes, contando todo el dinero.

3) 3ra edad – Personas con más de 55 años de edad (en caso de las mujeres) y 60 años de edad (en caso de los hombres) deben pagar menos  (por Ley) que los costos de los pasajes normales o ir de manera gratuita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *